Bajo el comportamiento de morder, empujar, golpear… aparece un conflicto emocional, puntual o no, que l@s niñ@s no están sabiendo canalizar o resolver de otra manera.

“No tenemos que olvidar que el tolerar las frustraciones es un proceso que vamos aprendiendo a lo largo de la vida y que en esta etapa infantil se encuentra sólo en el inicio.”

Además, en algunos casos, pueden existir otros problemas relativos a sobreprotección, límites, celos, educación,…. Que es importante reflexionar de manera individual.

¿Hay algo que pueda hacerse?

Aunque resulte difícil CALMA, CALMA y CALMA porque si no actuamos con calma tanto las dos familias afectadas como nosotras como maestras, generamos TENSIÓN que agrava la dificultad de este momento evolutivo, que necesita, comprensión, límites claros, cariño y mucha PACIENCIA.

“Una forma de ayudar por parte de la Escuela, podría ser el intentar hacerse cargo también del malestar del niñ@ que muerde. Si bien es cierto que resulta más fácil identificarse con quien ha recibido el mordisco, quien lo da también necesita ser cuidad@ adecuadamente.”

Por eso nos parece tan importante trabajar en equipo familia-maestras en estas situaciones.

Después de atender y tranquilizar a quien ha recibido el mordisco, es necesario poner palabras a lo que le ha pasado a quien muerde, le han podido pegar previamente o quizás ha sido su manera de expresar su frustración  al desear algo  y no conseguirlo.

Tenemos que ofrecer un modelo de actuación diferente y actuar como mediadores/as, para ayudar desde pequeñit@s en la resolución de conflictos.

De cara al funcionamiento grupal, es fundamental destacar acciones, comportamientos o actitudes positivas, que resaltar algo que consideramos mal hecho.

Para evitar que se convierta en una llamada de atención que puede llevar a ser imitada por el resto del grupo.

PAUTAS A TENER EN CUENTA

  • Atender y tranquilizar a quien ha recibido el mordisco.
  • Acercarse y mostrarle individualmente la desaprobación por su comportamiento con seriedad y calma.
  • Preguntar qué ha pasado y como no tienen lenguaje suficiente, sin esperar una respuesta, hacerle ver que ha hecho daño.
  • Poner un límite claro a su comportamiento, y  verbalizar lo que le ha podido pasar, ya que esto puede ayudar a disminuir este tipo de expresiones. Ej: He visto que querías darle un beso, pero tienes que hacerlo despacio, porque le has hecho daño.
  • Fomentar momentos de relación positiva entre l@s dos niñ@s y con todo el grupo.

Desde la calma pero sin ceder, le decimos NO y ofrecemos una alternativa para que vea otra posibilidad.

Tenemos que observar en qué situaciones se suele dar, para intentar entender a qué responde y tratar de evitarlo. Aunque muchas veces suele darse en momentos muy distintos y no siempre por frustración.

Dedicarle más atención y reforzar las conductas positivas, para que sus llamadas de atención sean desde lo positivo.

Estos pasos son NECESARIOS ya que se atiende y cuida a quien lo necesita que aunque no lo parezca son AMBAS PARTES.

Cariño y acurruque a quien ha sufrido el daño y comprensión y límite a quien ha hecho el daño. Y si quieren propiciar una interacción POSITIVA entre amb@s.

ES UN PROCESO DE APRENDIZAJE PARA TOD@S

Es importante tener en cuenta que si quien ha hecho daño, ve amenazada su aceptación por parte de la persona adulta y se siente excluid@ del grupo, su intranquilidad y desazón aumentarán y, por tanto, es posible que aparezcan, debido a ese malestar, comportamientos del estilo.

Si tanto las familias como las maestras conseguimos compartir como lo más prioritario el interés por entender, ayudar y resolver el conflicto creado, intentando ver lo que cada un@ puede aportar, sin juicios, ni acusaciones, posiblemente el clima favorecerá que todo sea menos duro.

Tienen que ir descubriendo que se puede y que NO SE PUEDE HACER y para eso nos necesitan, es nuestra responsabilidad ir guiando sus comportamientos.

Adaptación del documento Morder es cosa de niños

Ana Mª López Fuentetaja

العربية AR 简体中文 ZH-CN English EN Polski PL Română RO Русский RU Español ES

Suscríbete a nuestra lista de correo

Mantente informadx sobre las últimas noticias, preguntas y respuestas y actividades publicadas en Redalh. Tu correo electrónico será gestionado en una cuenta de mailchimp y será utilizada exclusivamente para el envió de actualizaciones en redalh.org

Quiero recibir información sobre
Me interesan las preguntas y respuestas

Para completar tu suscripción comprueba el correo electrónico, recibirás en breve une email con un enlace para hacerlo. (En caso de que no lo encuentres, revisa tu carpeta de Spam)